Al pensar en un museo, automáticamente imaginamos un espacio amplio e imponente con obras de arte colgando de sus paredes. No obstante, la curiosidad humana va más allá y la variedad de temas y objetos que despiertan nuestro interés no siempre es del todo ortodoxa.

La siguiente es una lista de lo más variopinta: museos dedicados a pelos, a alimentos quemados o a collares de perro en destinos tan variopintos como Berlín, Alicante o Bogotá. Algunos nacieron como respuesta a la concepción clásica de arte y objeto expositivo, otros nacieron a la sombra del humor y otros… bueno, otros están ahí por algún motivo que no alcanzamos a comprender.

Sea como sea, si te animas a visitar estos museos tan bizarros y poco convencionales, busca ya tu apartamento perfecto con Wimdu para que la curiosidad no te salga cara. Una cosa te garantizamos, seas lo friki que seas, tenemos lo que buscas.

¡Buen viaje!

  20-museos

1. Museo de las relaciones rotas – Zagreb (Croacia)

¿Crees que tu ruptura con la Vane fue algo de película? Pues bien, hay otras rupturas que son dignas de estar en un museo. El Museo de las relaciones rotas de Zagreb comenzó como una exposición itinerante sobre lo que queda tras la ruptura de una relación. La lista se fue engrosando a medida que los visitantes quisieron donar sus objetos: huellas de lo que fueron noches de acurrucarse juntos en el sofá convertidas en llantos, fotos rotas y de “métete el peluche que me regalaste por donde te quepa”.

relacionesrotas

Foto: Museum of Broken Relationships

Museum of Broken Relationships

Dónde: Ćirilometodska 2, 10 000 Zagreb (Croacia)
Cuándo: En verano, todos los días de 9:00 a 22:30, invierno de 9:00 a 21:00
Por qué: Porque necesitas pasar página, él no va a llamar
Cuánto me va a costar la broma: 30 kn (descuentos para estudiantes, mayores…)

2. Museo de la patata – Múnich (Alemania)

Si hay un tubérculo sexy, esa es la patata. Frita o cocida, como guarnición o en bolsa, la patata lleva varios siglos acompañándonos a los europeos y haciendo más completa nuestra alimentación. Este museo en Múnich va aún más allá y nos presenta todo tipo de objetos: desde arte patatero (por ejemplo patata cocida VS Andy Warhol) a esculturas hechas con patata. ¿Suena fascinante? No te pierdas su tienda de souvenirs, te quedarás patatónico.

Museo de la patata

Foto: Mike Haller vía Flickr

Das Kartoffelmuseum

Dónde: Grafinger Str. 2, 81671 Múnich
Cuándo: CERRADO MOMENTÁNEAMENTE POR REFORMA
Por qué: ¿por qué no?
Cuánto me va a costar la broma: Entrada gratuita, visita guiada 3 euros

3. Museo de arte malo – Sommerville (Massachusetts, EEUU)

¿Recuerdas a Doña Cecilia y su restauración del Ecce Homo? Pues esa señora era una dama del pincel en comparación con las m***** que encontrarás aquí. Esta exquisita colección de atentados contra la estética y la integridad artística de cualquier caricaturista hará las delicias del más cínico. El planteamiento del creador de la colección, ubicada a pocos kilómetros de Boston, fue que la dificultad de crear algo tan sumamente malo debía ser premiada: et voilà!

Museum of bad art

Foto: Mama and Babe, obra de Sarah Irani, expuesto en el MOBA

Museum of Bad Art (MOBA)

Dónde: En el sótano del Davis Theatre – 55 Davis Square, Somerville MA 02144
Cuándo: Siempre que haya función en el teatro
Por qué: Porque saldrás pensando que eres un Velázquez y porque te vas a reir y mucho
Cuánto me va a costar la broma: Visita gratuita con la adquisición de la entrada para una función

4. Museo de la lepra – Münster (Alemania)

En Europa, la lepra suena a cosa de otros tiempos y, por fortuna, así es. No obstante, este museo lucha por la visibilidad de los pacientes de esta enfermedad contagiosa en otros lugares del mundo. Miembros necrosados y manos deformadas metidas en formol u objetos que formaron parte del día a día de los enfermos de lepra, como el artilugio sonoro de madera con el que debían avisar a los viandantes de su presencia para que cambiaran de acera. Toda una historia de aislamiento y sufrimiento que se puede visitar en Münster (Alemania).

lepramuseum-muenster

Museo de la lepra – Foto: Augsburger Zeitung

Lepramuseum Münster-Kinderhaus

Dónde: Kinderhaus 15, 48159 Münster (Alemania)
Cuándo: De octubre a marzo, domingos de 15:00 a 17:00, de abril a sept., de 15:00 a 18:00
Por qué: Porque tenemos que entender el sufrimiento de muchos
Precio: Visita gratuita

5. Centro de interpretación de las Caras de Bélmez – Bélmez de la Moraleda (Jaén)

Este peculiar museo está dedicado al fenómeno paranormal de las Caras de Bélmez, que, como muchos recordarán, son unas manchas antropomorfas que aparecieron misteriosamente en casa de una señora de un pueblo de Jaén. El suceso fue muy controvertido en su época, y no menos polémico fue el hecho de que las autoridades utilizasen fondos europeos para crear un museo sobre algo que, según muchos, más que ilustrar, serviría para alimentar superstición e ignorancia. Polémicas aparte, el centro pretende que el popular fenómeno no caiga en el olvido tras la muerte de la propietaria de la casa donde aparecieron los rostros.

caras belmez

Cara de Bélmez posando para la foto – Foto: Cesar Tort vía Wikimedia Commons

Centro de interpretación de las Caras de Bélmez

Dónde: Antigua escuela de Bélmez de la Moraleda (Jaén)
Cuándo: Fines de semana y festivos de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00.
Por qué: Porque ya que lo estás pagando con tus impuestos, al menos disfrútalo
Cuánto me va a costar la broma: 3 Euros

6. Hall de la fama… para cucarachas – Phoenix (Arizona, EEUU)

Tal y como dice Michael Bohdan, su propietario y curador: “Bueno, no es el Smithsonian…”. En efecto, no lo es. Este lugar insólito, a caballo entre la taxidermia y el travestismo, está dedicado a las cuquis. Independientemente del asco que te produzcan (o no), este señor ha dado una vuelta de tuerca más y las expone vestiditas, maquilladas y en poses de lo más coquetas. Las hay para todos los gustos y poses: tomando el sol en la playa, vestidas de cabaret para actuar en Las Vegas… En definitiva, este señor va a morir solo.

liberoachi

Liberoachi en pleno frenesí musical – Foto: www.legendsofamerica.com

Cockroach Hall of Fame

Dónde: En algún lugar de Phoenix, Arizona.
Cuándo: Ni cuca idea.
Por qué: Porque tienen a una cucaracha vestida de Elton John tocando el piano.
Cuánto me va a costar la broma: ???

7. Museo falológico islandés – Reikiavik (Islandia)

Desde los albores de la humanidad, el miembro viril ha sido objeto de veneración religiosa y de representaciones artísticas de la más diversa índole. Este museo de Reikiavik va un poco más allá y nos muestra 215 “apéndices del amor” de diferentes mamíferos metiditos en tarros de formol para disfrute de toda la familia. Los hay de ballena y de oso polar, los hay grandes y pequeños y en diversos colores y formas. Tampoco te pierdas su tienda de souvenirs.

Museo Reykjavik

Souvenirs del museo – Foto: Jennifer Boyer vía Flickr

Icelandic Phallological Museum

Dónde: Laugavegur 116, 105  Reykjavik
Cuándo: Todos los días de 10:00 a 18:00.
Por qué: Porque es la p****
Cuánto me va a costar la broma: 1250 Coronas Islandesas (unos 10 Euros)

8. Museo de los alimentos quemados – Arlington (EEUU)

Llegados a este punto, no tengo palabras para describir semejante cosa. La única explicación que se me ocurre para este despropósito de museo es la búsqueda del absurdo como respuesta a cualquier expresión artística armoniosa o elaborada. O simplemente a su creadora se le quemaron las tostadas en el desayuno y dijo: “Este cuerpo serrano va a crear un museo con ellas. ¡Olé!”

Burnt Food Museum

Foto: Burnt Food Museum

Burnt Food Museum

Dónde: En la cocina de una señora de Arlington, Massachusetts
Cuándo: Cuando le place a la buena señora
Por qué: Porque quizás estás quemado de tanto visitar museos de verdad
Cuánto me va a costar la broma: Espero que sea gratuito

9. Museo de los collares de perro – Leeds Castle (Reino Unido)

¿Alguna vez te has preguntado qué diferencias hay entre los collares de perro de época victoriana y los de la época eduardiana? Si la respuesta es sí, necesitas más amigos. No obstante, para saciar tu curiosidad, en Leeds Castle, a poco más de 60 kilómetros de Londres, hay un museo dedicado a estos artilugios con más de 200 piezas expuestas, algunas con más de 4 siglos de antigüedad. Eso sí, la exposición tiene lugar en un precioso castillo con un paisaje de película.

Museo collares de perro

Dog Collar Museum – Foto: National Park Service vía Wikimedia Commons

Dog Collar Museum

Dónde: Leeds Castle, Maidston ME 17, PL1
Cuándo: Todos los días desde las 10:00.
Por qué: Porque el castillo en que se encuentra es espectacular
Cuánto me va a costar la broma: Incluido en el precio de la entrada al Castillo de Leeds (24.50 £ para adultos)

10. Museo del cabello – Avanos (Turquía)

Este museo (al menos, así cuenta su leyenda) surgió hace más de 30 años cuando un hombre pidió matrimonio a una mujer. Dado que ésta iba a emprender un viaje, su respuesta fue no, pero le regaló un mechón de pelo como muestra de amor. A partir de ese tierno detalle la cosa se fue yendo de las manos hasta convertirse en una aterradora cueva con más de 17.000 mechones de cabello colgando de sus paredes: clásica historia de amor no correspondido que acaba en locura obsesiva e inquietante coleccionismo. Además, el propietario, Chez Galip, expone sus obras cerámicas en la cueva.

hair_collection_0004

Museo del cabello – Foto: Nevit Dilmen vía Wikimedia Commons

Chez Galip Hair Museum

Dónde: Yukarı, No: 24 Avanos Nevşehir, 110. Sk., 50500 Avanos/Nevşehir
Cuándo: Todos los días de 8:30 a 18:00
Por qué: Por echar pelillos a la mar
Cuánto me va a costar la broma: Donación

11. Museo internacional de inodoros Sulabh – Nueva Delhi (India)

A primera vista puede parecer algo absurdo y sin importancia, pero lo cierto es que el váter y los sistemas sanitarios cambiaron la historia de la humanidad casi en la misma medida que la electricidad o internet. Especialmente en países tan densamente poblados como la India, el inodoro mejoró las condiciones de vida de millones de personas y disminuyó drásticamente la altísima tasa de mortalidad infantil. No tengas miedo pues a echar un vistazo a esta colección de tazas: tranquilo, han tirado de la cisterna…

Toilet Museum

Museo de Inodoros: – Foto: Harsha Vardhan Durugadda vía Flickr

Sulabh International Toilet Museum

Dónde: Sulabh Bhawan, Palam Dabri Marg, Mahavir Enclave, Palam, New Delhi, DL 110045
Cuándo: Todos los días de 10:00 a 17:00 (en invierno de 10:30 a 17:00)
Por qué: Porque hasta el mismísimo Quevedo le regaló unos versos al más humano de los actos…
Cuánto me va a costar la broma: Gratis

12. Museo del orinal – Ciudad Rodrigo (Salamanca)

Muy en la línea del anterior, el Museo del Orinal de Ciudad Rodrigo, Salamanca, cuenta con una colección de 1.350 escupideras y orinales de diferentes épocas además de exposiciones dedicadas al más mundano de los recipientes. Esta extraña colección fue descubierta durante unas obras en el Hospital de la Pasión de la ciudad salmantina. Por qué alguien se dedicó a guardar orinales es algo tan desconocido como inquietante.

Museo del orinal

Museo del orinal – Foto: imaginayrecicla.blogspot.de

Museo del orinal

Dónde: Plaza Herrasti, s/n, 37500  Ciudad Rodrigo (Salamanca)
Cuándo:  De lunes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00.
Por qué: El orinal de la foto es ya suficiente porqué
Cuánto me va a costar la broma: 2 Euros (tarifas reducidas para jubilados y menores)

13. Museo del cortacésped – Southport (Reino Unido)

AVISO: No apto para cardiacos. Si lo tuyo es el riesgo y las emociones fuertes, este museo te va a encantar. Descubre 200 fascinantes años de historia del cortacésped a través de varios cientos de modelos (todos diferentísimos entre sí). Ponte al borde del infarto visitando su exposición de cortacéspedes que pertenecieron a famosos o dale a tu vida la adrenalina que le falta suscribiéndote por 13 libras a su revista. Termina tu día con un buen descafeinado de sobre: al fin y al cabo eres un rebelde incurable…

Museo cortacésped

Foto: www.lawnmowerworld.co.uk

British Lawnmower Museum

Dónde: 106-114 Shakespeare Street, Southport Merseyside
Cuándo:  De lunes a sábado de 9:00 a 17:30
Por qué: Un aventurero como tú no necesita motivos; sólo sigue sus instintos
Cuánto me va a costar la broma: Gratis

14. Museo de saleros y pimenteros – Guadalest (Alicante)

Adereza tu vida con una visita a este museo ubicado en la provincia de Alicante, a poco más de 20 kilómetros de Benidorm. Su fundadora, Andrea Ludden, ha recopilado nada más y nada menos que 20.000 saleros y pimenteros en sus viajes. Los hay de porcelana, marmol, metal, con forma de frutas, de apenas un centímetro… Si te parece que el tema no da para un museo, estás equivocado: en Tennessee, Estados Unidos, hay otro dedicado a estos graciosos recipientes – chúpate esa mandarina.

Museo de Saleros y Pimenteros

Dónde: C/ La virgen, 2 Castell de Guadalest
Cuándo: Todos los días de 11:00 a 21:00 (abierto hasta las 19:00 en invierno)
Por qué: Para darle sabor a tu vida (y porque Guadalest es un pueblo que hay que visitar)
Cuánto me va a costar: 3 euros

15. Museo de los fideos instantáneos – Osaka (Japón)

Los fideos instantáneos (Ramen) se inventaron en una ciudad cercana a Osaka en los años 50. Está claro que en su día supusieron una revolución, lo que no está tan claro es hasta qué punto era necesario abrir un museo sobre ellos. Pero no crean los lectores que se trata de un pequeño espacio expositivo obra de un amateur… No, se trata de un señor museo de varios cientos de metros cuadrados exclusivamente dedicados al alimento y sustento estrella de los solteros. Recomendación: no te pierdas su teatro interactivo “CUPNOODLES Drama Theater”. Todo es posible en Japón…

11369666834_dc6fa586b2_z

Momofuku Ando Instant Ramen Museum – Foto: chee.hong vía Flickr

The Momofuku Ando Instant Ramen Museum

Dónde: 8-25 Masumi-cho, Ikeda-shi, Osaka 563-0041
Cuándo: Todos los días excepto el martes, de 09:30 a 16:00
Por qué: No sabría decirte exactamente por qué
Cuánto me va a costar: Gratis

16 . Museo de la fiambrera – Columbus, (Georgia, EEUU)

Quizás por estas latitudes no entendamos el significado sociocultural de esas fiambreras que los niños llevan a la escuela en las películas americanas, pero en los Estados Unidos son toda una declaración de intereses. Mediante las fiambreras, los pequeños demuestran que son lo suficientemente mayores para ver determinados programas de TV o ponen de manifiesto sus gustos y su propia identidad. En este museo las hay de todos los materiales, formas y colores posibles.

Lunch Box Museum

Dónde: International Marketplace, 318 10th Ave., Columbus, Georgia
Cuándo: Miércoles a Sábado de 10:00 a 18:00, domingos de 11:00 a 17:00
Por qué: Porque son una muestra del milagro económico americano en los 50 y 60
Cuánto me va a costar la broma: 5 Dólares

17. Museo del Currywurst – Berlín (Alemania)

Quien haya visitado Berlín sabrá de lo que estamos hablando. El Currywurst, una salchicha troceada servida con abundante ketchup y curry espolvoreado, es, desde su invención a finales de los 40, toda una institución. En otras palabras, el currywurst es a Berlín lo que el bocata de calamares a Madrid. De ahí, a que haya que crear un museo sobre ello… hay bastante trecho. Si visitas la capital alemana y te da hambruna con tanto muro, te recomendamos que te pases por este museo: no te pierdas a su mascota, una inquietante salchicha que te acompañará durante la visita…

Museo Currywurst Berlin

Deutsches Currywurst Museum – Foto: Thomas Quine vía Flickr

Deutsches Currywurst Museum

Dónde: Schützenstraße 70, 10117 Berlín
Cuándo: Todos los días de 10:00 a 18:00
Por qué: Porque su mascota es una salchicha gigante
Cuánto me va a costar la broma: 11 Euros para adultos

18. Museo de la basura – Bogotá (Colombia)

Muchos pueden pensar: “¿Un museo de la basura? La gente está muy mal…”. Lo cierto es que este museo de Bogotá es una pequeña genialidad. La casa en que se encuentra llama la atención por su cubierta de envases de plástico, cartones y demás desperdicios. El visitante se encuentra con un cartel que reza: “¿Es esto la revolución industrial? Esto no es el futuro”. Así, el museo pretende ser una crítica a la cultura del usar y tirar, mostrando a la sociedad sus propias vergüenzas. Detrás de la idea está Antonio Casafús, para muchos un loco, para otros un profeta. Sea como sea, la visita puede ser, si no reveladora, al menos interesante.

Museo de la basura Bogotá

Museo de la basura – Foto: www.arcoiris.com.co

Museo de la basura

Dónde: Cl. 39 con 26a-7, Bogotá, Colombia
Cuándo: Cuando quieras
Por qué: Porque necesitamos ver la cara oculta de la sociedad de consumo en que vivimos
Cuánto me va a costar la broma: Nada

19. Museo del sexo – Ámsterdam (Holanda)

Este museo, que abrió sus puertas en Ámsterdam en 1985, es el más antiguo dedicado al sexo. La que seguramente sea la cosa más natural del mundo es también la que más rubor produce. El visitante no debe esperar una mera colección soez, sino un análisis histórico de la actitud de las personas ante el acto a lo largo de la historia. Su colección recoge desde objetos sexuales del siglo XIX a fotografías, vídeos y artilugios de la más diversa índole para arrojar algo de luz a un tema que, para muchos, es aún tabú.

Museo del sexo Ámsterdam

Venustempel Sexmuseum Ámsterdam – Foto: Razvan Orendovici vía Flickr

Venustempel Sex Museum

Dónde: Damrak 18, 1012 LG Ámsterdam
Cuándo: Todos los días de 09:30 a 23:00
Por qué: Por su interesante colección de artículos eróticos del siglo XIX
Cuánto me va a costar la broma: 4 Euros, descuento para niños (jejeje es broma, la entrada está prohibida a menores de 16 años)

20. Museo de las botellas en miniatura – Oslo (Noruega)

Este curioso museo en Oslo cuenta con una colección de más de 50.000 piezas expuestas en 3 pisos y 50 instalaciones. Las hay llenas de frutas, serpientes o ratones. El museo, además, tiene su propio “pasaje del terror” y ofrece la oportunidad de descubrir qué hay debajo de un kilt escocés… Este museo es una rareza preciosa para los amantes de lo pequeño y adorable (o para los amigos de la botella).

Museo botellas miniatura

Minibottle Gallery Oslo – Foto web oficial

The Minibottle Gallery

Dónde: Kirkegata 10, 0153 Oslo
Cuándo: Sábados y domingos de 12:00 a 16:00
Por qué: Por su preciosidad y preciosismo
Cuánto me va a costar la broma: 85 Coronas adultos, 35 los niños

Y ahora que has visto que aún te queda mucho mundo por descubrir, ¿qué tal si comienzas a organizar tu próximo viaje? Echa un vistazo a los apartamentos de Wimdu y ahorrate buenos dinerines: con lo que te sobre podrás visitar estos y muchos otros museos bizarros…

Foto de cabecera: Peces en formol, de Daikrieg el Jevi vía Flickr