A pesar de la fama de turismo de playa con que cuenta España, lo cierto es que el nuestro también es el país más montañoso de toda Europa, lo que nos convierte en un destino ideal para aquellos viajeros que llegan en busca de unos días de esquí o de snowboard. Prácticamente a lo largo de todo el país se suceden las estaciones de esquí, así que no importa dónde nos encontremos, pues seguro que hallamos el modo de trasladarnos hasta uno de estos valles nevados en cuyas laderas podemos deslizarnos y soltar toda nuestra adrenalina acumulada.

Los Pirineos, el Sistema Central, la Cordillera Cantábrica, la Penibética… Las cadenas montañosas españolas acogen numerosas estaciones perfectamente equipadas para la práctica de deportes de invierno, pero también en lo que se refiere a restauración, hostelería y otros servicios. Si quieres conocer algunas de las estaciones de esquí en España que puedes visitar en tus próximas vacaciones no te pierdas nuestros siguientes mapas:

Baqueira-Beret

La de Baqueira-Beret es la estación de esquí más grande de España, además de la única del país que podemos encontrar en la parte norte de Los Pirineos, en pleno Valle de Arán. Baqueira pasa por ser uno de los mejores resorts de toda Europa, y es que hasta la familia real española acude tradicionalmente hasta estas pistas para practicar el esquí. Aquí encontraremos tres zonas: las de Baqueira, Beret y Bonaigua. Las tres cuentan con una excelente ubicación que convierte al conjunto de la estación en una de las que mejor cantidad y calidad de nieve suele presentar.

Los amantes de los deportes de invierno encontrarán en Baqueira-Beret todo un paraíso, con más de 120 pistas de todo tipo, desde las más básicas, perfectas para el esquiador poco experimentado hasta pistas de una dificultad extrema que pocos se atreven a descender. Como curiosidad, cabe destacar que aquí se ofrece un servicio conocido como “safari”, el cual tiene como finalidad guiar al esquiador hasta descubrir qué color de pista se corresponde con su nivel real. De esta forma nos aseguraremos una jornada de esquí o de snowboard acorde con nuestras habilidades y experiencia.

Cuando nos imaginamos unos días de vacaciones en la nieve, casi todos soñamos con un alojamiento como éste que te recomendamos en la zona de Baqueira. ¡No os lo perdáis!

Boí Taüll

Al igual que Baqueira-Beret, la estación de Boí Taüll se encuentra en el Pirineo de Lleida, y más concretamente, en el Valle de Bohí. Este complejo destaca por ser por ser el más alto de toda la región, y una de sus principales ventajas, según algunos de sus más acérrimos visitantes, es la ausencia de masificación, lo que facilita la práctica del esquí y otros deportes. La estación cuenta con 11 remontadores y hasta 6 telesillas, y para aquellos que viajen con niños pequeños la buena noticia es que contarán con un servicio de guardería para poder esquiar sin estrés y a su aire. Asimismo, para niños de más edad, la estación cuenta con una escuela en la que imparten clases más de 90 monitores que les enseñarán a esquiar a diferentes niveles.

Aparte de sus excelentes pistas, la zona del Vall del Boí cuenta con un gran atractivo cultural, y es que en estas montañas y valles podemos admirar una serie de edificios de estilo románico muy importantes, en especial determinadas iglesias y ermitas de gran valor arquitectónico.

En los alrededores de la estación contamos con casas tan increíbles como ésta, en plena ladera de la montaña y decorada con gusto para que os sintáis como en casa.

Cerler

La estación de Aramón-Cerler, dentro del municipio de Benasque, es una de las estaciones de esquí más populares del Pirineo Aragonés. En sus pistas hay espacio para todo tipo de aficionados a los deportes de invierno, desde los más inexpertos hasta los más avezados, para que toda la familia pueda disfrutar de unos días de diversión. En lo que se refiere a restaurantes y locales de ocio, Aramón-Cerler cuenta con todas las opciones y comodidades que podamos imaginar.

Si estáis pensando en un viajecito para esquiar en Cerler, ojo a este precioso apartamento en estilo rústico en el que os podéis alojar.

Candanchú

También en la provincia de Huesca encontramos la estación de Candanchú, que fue inaugurada ni más ni menos que en 1928, lo que la convierte en la estación de esquí más antigua de toda España. Está situada a escasa distancia de la frontera con Francia y de la ciudad de Jaca, y es un lugar especialmente indicado para el público familiar, ya que cuenta con un buen número de pistas de nivel asequible en los que no es necesario tener un nivel de esquí demasiado avanzado.

Si hablamos de paisajes, Candanchú es toda una postal, siendo una de las estaciones más admiradas, no sólo de Los Pirineos, sino de toda España. Como curiosidad, cabe destacar que en los alrededores de este privilegiado paraje se encuentra la Escuela Militar de Montaña.

Esta estación no sólo asegura unos buenos días de vacaciones y diversión para los amantes de los deportes de invierno sino que, fuera de la temporada invernal son muchos los planes y actividades que podemos realizar aquí, como el montañismo o el senderismo. En este entorno natural es también relativamente sencillo observar diferentes especies de las fauna y flora pirenaicas.

Si quieres echar un vistazo a alguna de las ofertas que tenemos en Candanchú y alrededores no te pierdas esta preciosa casa rústica en plena naturaleza.

Navacerrada

Posiblemente una de las estaciones de esquí más populares de España por su proximidad a la capital, Navacerrada ofrece unos días de descanso y diversión en contacto con la naturaleza perfectos para desconectar de la rutina de la gran ciudad.

La estación en sí, que abarca un territorio entre las provincias de Madrid y Segovia, es una de las más antiguas del país y cuenta con dos zonas para esquiar claramente diferenciadas según el nivel de los esquiadores: principiantes y expertos. Dentro de la pista de dificultad más sencilla encontramos incluso un espacio reservado para trineos, así que no dudéis en llevar el vuestro si sois de los que les gusta deslizarse por las laderas nevadas.

Dada su cercanía a Madrid podremos llegar hasta el Puerto de Navacerrada con la línea C-9 de trenes de cercanías, aunque también podemos ir en coche y dejarlo en el aparcamiento público.

Si estás pensando en acercarte a Sierra Nevada no podemos dejar de recomendarte este acogedor apartamento. ¡Encended la chimenea y disfrutad de las vistas!

Sierra Nevada

En la provincia de Granada, a escasa distancia de la capital se encuentra la Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada. ¿Sabías que no existe en Europa otra estación de esquí situada más al sur? Además, no hay en toda España otra que se encuentre a mayor altitud.

La de Sierra Nevada es una estación perfectamente equipada con todo tipo de comodidades, desde las clásicas escuelas de esquí con decenas de monitores disponibles, hasta servicio de guardería, diferentes clínicas, etc.

Para llegar desde Granada tenemos dos opciones: utilizar un vehículo propio o bien hacer uso de las líneas de autobuses que realizan este trayecto de unos 31 kilómetros de distancia. Si nos queremos desplazar de un lugar a otro dentro de la misma estación contamos a su vez con otras líneas de microbuses que el municipio de Monachil pone a disposición de los visitantes. En los meses de escasez de nieve, en época primaveral o estival los telesillas y el telecabina nos ofrecen la posibilidad de ascender hasta las cimas de las montañas, desde donde podemos disfrutar de unas vistas realmente privilegiadas.

Si quieres disfrutar de unos días de ensueño en Sierra Nevada, no te pierdas este precioso apartamento dúplex.