Desde hace algunos años han ido aumentando las tendencias y, sobre todo, las posibilidades en lo que se refiere a viajar, lo que ha provocado un incremento en la variedad de oferta turística, más adaptada que nunca a las preferencias de cada viajero.

¿Has oído hablar alguna vez del glamping? Este neologismo procedente del inglés une los conceptos de “cámping” y “glamour”, proponiendo básicamente la práctica del cámping tradicional pero con todas las comodidades que podríamos encontrar en una casa de vacaciones.

¿Pero cómo hemos llegado hasta el glamping? En el siguiente gráfico encontrarás una simpática e ilustrada cronología de la evolución del cámping a lo largo de la historia, desde tiempos prehistóricos hasta la actualidad, con algunos detalles que no te puedes perder:

Glamping: ¿Pára quién es?

El glamping es la opción perfecta para familias o grupos de amigos que buscan combinar algo de espíritu aventurero y de naturaleza con el confort propio de un apartamento para sus vacaciones.

Glamping: ¿Dónde?

Si bien el concepto de glamping es bastante reciente lo cierto es que como nicho de mercado y como industria no ha dejado de crecer en los últimos años, expandiéndose por todo el mundo. En Norteamérica encontramos la mayor oferta para este tipo de viajes, seguida de África, Europa, Asia y Oceanía.

¿En qué se diferencia exactamente el glamping del cámping tradicional?

Al irnos de glamping no tendremos que llevar con nosotros nuestras propias tiendas de campaña, pues aquí las tiendas son fijas. ¿Y colchonetas? Por supuesto que podemos llevarlas, pero para relajarnos en el río, pues para dormir dispondremos de cómodas camas dobles. El glamper tiene acceso a habitaciones completas, con sus baños funcionales equipados con hasta bañera y sauna. Por las mañanas será el aroma del café preparado por una moderna máquina cafetera enchufada dentro de la tienda el que nos despierte, en lugar de la clásica estufa de cámping. Por último, aunque no por ello menos importante, en los calurosos días de verano el glamper podrá ajustar a su gusto la temperatura gracias al sistema de aire acondicionado.

¿Cuántos tipos de glamping hay?

Existe una gran variedad en lo que se refiere a alojamiento glamping pero si existe un denominador común es, como no podía ser de otra forma, el glamour. Las tiendas tipo Yurta resultan ideales para vivir una experiencia glamping más simple pero igualmente moderna, siendo además las que más se aproximan al modelo clásico de carpa. Su estructura circular incluye suelos de madera y revestimientos externos que las hacen resistentes al agua. Hay incluso modelos de yurta cuyo techo es transparente, siendo ideales para disfrutar de una noche bajo un manto de estrellas. También encontramos otras soluciones no menos apetecibles como algunas impresionantes casas en árboles o las increíbles burbujas, que pese a ser una invención reciente están ganando mucha popularidad, principalmente en Francia y en los países escandinavos. Diseñadas para fundirse con la naturaleza del entorno, también nos garantizan el lujo de dormir bajo un cielo estrellado.

El glamping: un estilo de vacaciones;o mejor aún, unas vacaciones con estilo

Una de las características inevitables del glamping es una tienda de grandes dimensiones. Esto permite albergar un gran número de comodidades con las que una tienda de campaña tradicional no podría contar. No hace falta que carguemos con las típicas bombas para hinchar colchonetas, ya que en los alojamientos glamping suele haber camas propiamente dichas, equipadas incluso con dosel y mosquitera para que descansemos como es debido. El agua sale aquí del grifo… ¡y caliente, además!

La zona de la cocina está especialmente habilitada para este fin, permitiéndonos cocinar, no sólo las tradicionales barbacoas de acampada, sino todo tipo de recetas gracias a su horno eléctrico.

A la vuelta del glamping no son pocos los viajeros que sienten la necesidad de aportar a sus hogares un pequeño toque decorativo inspirado en la experiencia que acaban de vivir. En nuestro blog contamos con otro artículo en el que ofrecemos consejos económicos para dar a nuestra casa el toque de decoración que le falta. ¿Te has quedado sin imaginación? Echa un vistazo a este post con ideas para dar toques originales a muebles de IKEA como los que muchos tenemos en casa.